mayo 23, 2024

Estados Unidos determina que persisten las violaciones a derechos humanos en Nicaragua

0

El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió un extenso y contundente informe en donde documenta todas las violaciones a los derechos humanos de nicaragüenses, contenidas en varios puntos focales entre los que destacan la Privación arbitraria de la vida y otros asesinatos ilegales o por motivos políticos, las desapariciones, torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, detenciones arbitrarias, negación del juicio público justo, entre otros no menos importantes.

El documento resalta que Nicaragua tiene un sistema político altamente centralizado y autoritario dominado por el Presidente Daniel Ortega Saavedra y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana. El partido Frente Sandinista de Liberación Nacional de Ortega ejerce un control total sobre las funciones ejecutiva, legislativa, judicial y electoral.
El documento además aborda sobre las ejecuciones ilegales o arbitrarias, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, cometidas por el gobierno o sus agentes; desapariciones forzadas por fuerzas de parapolicía; tortura y casos de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes por parte de guardias carcelario y parapolicías; duras y potencialmente mortales condiciones carcelarias; detenciones arbitrarias por parte de la policía y la parapolicía; presos políticos y detenidos; represalias políticamente motivadas contra individuos ubicados fuera del país; una grave falta de independencia del poder judicial; e interferencia arbitraria e ilegal con la privacidad.

“Existen serias restricciones a la libertad de expresión y a la prensa, incluidas las amenazas de violencia, censura y difamación penal; y una injerencia sustancial en los derechos de reunión pacífica y libertad sindical, así como severas restricciones a la libertad religiosa, incluidos los ataques a la Iglesia Católica Romana y a los funcionarios de la iglesia”, destaca literalmente el informe.

Sobre las oenegés, el Departamento de Estado, aseguró que el gobierno de Ortega continuó bloqueando a nueve organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil, de recuperar su estatus legal y retuvo ilegalmente sus activos, impidiéndoles operar; durante el año despojó a una organización no gubernamental más de su estatus legal. Las restricciones gubernamentales a las libertades de expresión, asociación y reunión impedían cualquier elección significativa en las elecciones.

“Desde 2008 se han considerado empañadas por fraude e irregularidades las elecciones para las autoridades municipales, así como para los representantes del presidente y vicepresidente y de la Asamblea Nacional. Hubo corrupción generalizada; falta de investigación y rendición de cuentas por la violencia contra las mujeres; trata de personas; discriminación y violencia contra las minorías étnicas y las comunidades indígenas; amenazas y ataques contra lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales; y el trabajo infantil, incluida la explotación sexual comercial”, destaco el documento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!