abril 18, 2024

Litis internas en las bases del BLI por nombramiento de paramilitar, oreja de Rosario Murillo

José Avalos ha liderado a paramilitares en plan limpieza y ha orquestado espionaje en las instituciones del estado.

Rosario Murillo impuso como chivo espiratorio al paramilitar de contra inteligencia del ejército de Nicaragua, José Avalos Silva, como encargado de los Batallones de Lucha Irregular (BLI) a nivel nacional, tras la muerte de Carlos González, Fundador del Ejército popular Sandinista.

Y ustedes se preguntarán cuál es la importancia de la noticia, pues este hombre, efectivo del Ejército de Nicaragua, quien trabaja en el área de contrainteligencia es el encargado de realizar persecución y captura de opositores, asedio a sacerdotes, además lideraba a los paramilitares en el plan limpieza.

¿Qué significa el nombramiento de José Avalos?

Sencillamente el intenta mantener el control de la vieja guardia sandinista ante un posible fallecimiento del dictador Daniel Ortega, además pretende ser el informante directo de Murillo para la detención de los militantes sandinista en Boaco y demás departamentos que quieran levantarse ante las nuevas directrices.


José Avalos junto a su equipo de trabajo, Ernesto Silva, Luis Alberto López, Cristian Noel González y Paul Leiva actualmente realizan un trabajo de espionaje en las instituciones del Estado y son los encargados de enviar informes para el despido masivo de trabajadores, situación que está pasando actualmente, informó nuestra fuente, una extrabajadora de la CSJ.

Este hombre conocido como CHÚ, o EL TIO , estuvo también liderando la seguridad de la Agrupación Costa Azul, en los conciertos realizados a nivel nacional.

error: Content is protected !!